METODOLOGÍA TPM COMBINADA CON RCM

METODOLOGÍA TPM COMBINADA CON RCM

Las tácticas del TPM y RCM son dos técnicas poderosas para mejorar la productividad de una empresa. Cuando se hace la combinación de ellas; se tiene la ventaja de facilitar y mejorar el trabajo en equipo entre mantenimiento y producción.

Ambas tácticas se complementan puesto que mientras el RCM aumenta la confiabilidad y la competitividad; el TPM mejora la productividad.

Como se complementan TPM y RCM

Son muchas las similitudes entre estas dos tácticas, pero se pueden complementar. Estas son algunas de las razones:

  • El TPM aplica intensamente el uso del mantenimiento preventivo, el RCM lo complementa al hacer uso del mantenimiento predictivo. El RCM identifica como y cuando se debe aplicar el mantenimiento preventivo o predictivo mediante el análisis de las fallas de las maquinas.
  • El RCM permite identificar las falencias de capacitación del personal y el TPM exige que las personas se capaciten permanentemente para mejorar sus habilidades de trabajo.
  • El TPM genera que el operario se involucre en el mantenimiento del equipo. Sin embargo, cuando el conocimiento del operario no es suficiente para resolver el problema; requiere de un técnico especializado de mantenimiento. Estos especialistas usan el RCM para analizar las fallas, para poder encontrar las causas del problema.
  • Los principios fundamentales del TPM y RCM se combinan, para garantizar una excelente operación y gestión de mantenimiento. El RCM determina los requerimientos técnicos y tecnológicos de mantenimiento para trabajos. Con el TPM se logra que estos requerimientos se apliquen y difundan como los más efectivos y económicos.
  • EL TPM trata de restaurar el equipo a una condición similar a la nueva y ayuda a reducir al mínimo las fallas que tenga, con la ayuda del cuidado básico del operario. EL RCM erradica o controla las fallas por medio de análisis e intervención de los técnicos especializados.

La combinación de ambas tácticas de mantenimiento se está incrementando día a día en empresas modernas; para mejorar y conservar los equipos y sus funciones. Con esta implementación conjunta se logra evitar colapsos y fallas en procesos productivos, se minimizan costos y se llega a la mejora continua de los procesos de la empresa.

La forma ideal para que esta combinación de tácticas tenga éxito es primero implementar TPM para luego una vez dominada esta táctica pasar al RCM. Con el TPM se logra llegar al manejo exitoso de los instrumentos básicos y avanzados de mantenimiento con el recurso humano y el RCM refuerza el análisis y uso de la tecnología.

Para aprender un poco mas sobre la combinación de estas dos técnicas te dejo este articulo

Si te ha parecido interesante este artículo, no dudes en compartirlo, dejar tus comentarios e inscribirte a este blog.

Deja un comentario

¿Quieres saber como elaborar un plan de mantenimiento efectivo para tu empresa ?

Únete a nuestros suscriptores y te envío una guía en PDF a tu correo y muchas mas información relacionada.


Política de Privacidad

 

*Una vez enviados tus datos, revisa por favor tu correo electrónico, en el buzón de correos no deseados spam. Para confirmar tu suscripción.

 

error: Content is protected !!